Un relato de una obsesión familiar

Relato de un familiar obsesionado con el porno y su hija

Llevo por nombre Gabriela, me informan Gaby, voy a contarles una historia que no es cuento, al contrario fueron cosas reales que me pasaron.
En un comienzo daba la sensación de que mi destino iba a ser realmente desgraciado con tanto porno en la redes, mas felizmente las cosas despaciosamente fueron mudando de tal forma que actualmente puedo decirles que vivo un presente demasiado bienaventurado y todo semeja que va a continuar de este modo, pero en ocasiones mención ciertas cosas asaz tristes de mi, vamos a decir, poda vida
Hoy tengo 19 años, mas aparento menos, por mi cara, no por mi cuerpo, estoy en primer año en la Capacitad de Construcción. Mido 170 de altura, asaz blanca de piel, pelo ondulado, a la altura de los hombros, negrísimo, peso 55 kgs, ojos cobrizos, me han dicho en muchas ocasiones que tengo labios asaz bonitos, jugosos, creo que mi cuerpo es asaz bello ; en el momento en que me miro desviste en frente de un espéculo veo una cola con dos pompis demasiado redonditas, respingadas, mi piel es suavísima, debido a mi lozanía, en mi zona genital no tengo aproximadamente vellos, son finísimos, ralos y pegados a mi pubis, tiene bordes gordezuelos, cortísimos, la entrada de mi matriz es pequeñísima, en el momento que la abro con mis extremo en frente de un espéculo veo que es rosada, refulgente, por mis jugos y me chifla pasarme las pinzas mojados con espuma en mi clítoris
Me agrada masturbarme desviste en frente de un espéculo mientras que miro el porno morro de fulana que pongo, me miro los senos, pero bien pequeños, mas duritos y parados, mis piernas son largas, informan que son asaz bellas, mi asentaderas, como les afirmaba, son bien redonditas y separadas, estando reverencia me puedo ver el recto con perfección sin precisar separarlas Paso a contarles mi vida Creo que mi padre en el momento que tenía un par de años nos abandonó a mi y a mi madre, la que debió ganarse la vida como empleada criada para poder sostenernos. Mas murió en el momento que tenía 5 años y como no tenía otros familiares fui a parar a un asilo.
relato porno

Despues del matrimonio viene el fracaso

A los pocos meses un matrimonio joven me adoptó y fue en el tiempo que pude tener una auténtico padre que me dio un apellido y una madre asaz bella y demasiado preciosa que me cuidaba en todo instante. . Cursé primaria y en el tiempo que estaba por completar secundaria empezaron a pasar cosas que puedo decir sin clase de prejuicios que fueron fantásticas y que dieron inauguración a una vida llena de placeres desprovisto límites El año pasado mis progenitores adoptivos adquirieron una casa más grande, más suntuosa de dos pisos con dormitorios y afusión en el piso de arriba y con el resto comodidades en el piso inferior.
Debo confesarles que desde asaz joven fui bastante candente. Me daba cuenta de la forma en que me miraban los hombres, mis compañeros de liceo, alguien profesores en forma disimulada y ni que charlar las cosas que me afirmaban en la vía los muchachotes e inclusive hombres maduros. Les confieso que evidentemente lo disimulaba mucho, en el fondo eso me agradaba y me excitaba, tanto es de esta forma, que a la noche, recostada, me acordaba de las brutalidades que cierto me habían dicho a lo largo del día y me calentaba tanto que acababa masturbándome
En el piso superior hay trío dormitorios que dan en el fondo de el domicilio, uno es el de mis progenitores adoptivos, diferente, el que se halla en el medio tiene una suerte de bufete, con biblioteca, PC. sillones, etc y en el ajeno extremo viene a existir el mío con un ventana y un corredor igual que los otros dormitorios que da a un fondo con hierba y muchas plantas, flores, arbustos y una pileta, todo demasiado precioso igual como si estuviera viendo porno en toroporno.
Cierta crepúsculo, me desperté con sed y me dirigí al comedor a buscar poco para tomar. El peldaños para bajar está frente al cuarto del centro y en el momento en que me disponía a descender siento un cuchicheo originario del cuarto de mis progenitores adoptivos Picada por la curiosidad y a sabiendas de que en el piso estábamos solo dos y , me aproximé con mucho secreto a el pórtico y pegué mi aurícula en .
Obviamente estaban cogiendo, se sentía una suerte de gruñidos que parecían salir de el hueco de y quejidos, no de angustia sino más bien de placer que los emitía . Entonces se generó un silencio total Temiendo que abriesen el portillo y me pescaran espiando ” con las manos en la masa ” volví aprisa a mi cuarto. Tras media instante fui al comedor y aplaqué mi sed Volví a mi cuarto mas no pude dormir más son bastante jóvenes, tiene 37 años y un tanto más de 40 Es lógico que tengan relaciones íntimas, mas efectivamente constantemente creí que eso deberían hacerlo, como continuamente eran bastante reservados jamás había tenido ocasión de sentirlos de esa forma y menos aún verlos Y una idea fija, morbosísima, se instaló en mi psique : verlos cogiendo
Un sábado de alborada, carente tras lo suceso, llegaron después de concurrir a una celebración que daba una amiga de . Los sentí llegar, me hice la dormida, hacía mucho calor y morbosamente puse a un flanco la sábana que me cubría Deseaba que me viesen, siendo consciente de mis atributos, solo de tanguita y desprovisto soutién (no empleo ) tirada displicentemente en cama. Sentí en el tiempo que abrieron el paso de mi cuarto y prendieron la luz Está dormida, afirmó Estela, de esta manera lleva por nombre . Vení a ver!! Guauu!! Qué agraciado cuerpecito que tiene!! Oí que exclamaba Raúl
Mira que eres corrupto, respondió , mas no había cabreo en su aullido, al revés, lo afirmó frívolamente. Entonces cerraron el paso. Tras media ocasión y como lo había proyectado me puse una bata obscura y salí al corredor. Antes ahora había dejado el ventana entreabierto para no hacer estruendos al abrirlo No había luna y era una crepúsculo calurosa, carente luna Calculé inclusive eso a fin de que no viesen mi sombra en el portillo. Atravesé un murito bajo que había a través de los dos balcones y me aproximé asaz lentamente, a través de unas plantas, al filo de el ventano en en donde me puse inclinada. El visillo no estaba íntegramente corrida, el ventana estaba abierto y había una banda de 2 o bien 3 content management system. a través de el visillo y el marco de el ventano.
Lo que vi me sobresaltó, me debí tapar el agujero para ahogar una imprecación que estuvo a puntito de hacerme quedar en certidumbre en pleno indagación. Entrambos estaban íntegramente desnudos abierta de piernas y el talento de Raúl dentro sus muslos, chupándole el carapacho. En la mesa de luz una veladora con luz mortecina alumbraba sus cuerpos Veía manifiestamente la cara de Estela, con los ojos entornados, con los labios entreabiertos y los dientes apretados, espirando suspiros de placer al tiempo que con sus manos aferraba el casco de su marido
No puedo más Raúl, dame tu crema! Si mi afecto! respondió y con movimientos veloces se puso de rodillas a su lateral con su pìja, descomunal y gruesa, sosten con la mano diestra. Se la aproximó al aspecto que ahora la estaba aguardando con el hueco abierta Raúl soltó su verga y esta quedó balanceándose frente al facciones de Estela, que por su parte la miraba con la impudicia reflejada en su facciones. Desesperadamente, con furor, la tomó con su mano zurda y se la tragó todo cuanto pudo. El palo aparte de gruesa era larguísima, tanto es conque pese a haberse tragado una buena porción de exactamente la misma podía acrecentar el placer de Raúl con una masturbación simultánea
El final sobrevino pronto Mientras que miraba esa escena emocionante por poco exento darme cuenta acariciaba mi conchita bajo mi tanguita. Sentí la bulla en el momento que el madero escapó de la chupada de el orificio de Estela Estaba con el orificio abierta aguardando los chorros de esperma que estaban a puntito de caer en su aspecto. Raúl se masturbaba agitadamente y un fuerte lamento anunció la causa de su clímax. Dos o bien terceto chorros de esperma cayeron en el agujero de Estela, en el tiempo que la cerró a puntito de ahogarse, otros chorros golpearon contra su cara, su frente, su mejilla, y aún de a través de sus labios brotó leche que rodó por su mentón Con la cara anegado de secreción tomó la gran verga de su marido y refregó el bálano, grande y carmesí como una manzana, embadurnando su cara de secreción. Sentí animosidad de pensando en todo cuanto estaba disfrutando en ese instante, me olvidé de lo que representaban para mí y deseaba existir en el sitio de . Me acosté en la dique tratando de digerir todo cuanto había visto
Empezaron charlar. Mi afecto, qué caliente que estabas Me da la sensación de que sé lo que te pasó afirmó . A vos no se te escapa nadie, hoy sé que te diste cuenta Te dejó caliente ver a Gaby aproximadamente sin ropas, no es cierto? Si Estela, es cierto, no te lo puedo negar ¿qué querés que le haga? mucho mas tenés que reconocer que no es mi hija y está que rompe las paredes Aparte fuiste vos la que me llamaste para verla Una risita maliciosa me pareció ver en la apariencia de Estela Lo hice así a fin de que la vieses, le afirmó . ¿Si te dejase, vos te la cogerías? Me encantaría, mas no es solo que me dejes, hay que ver si desea. ¿No te semeja?
los sentía charlar, asaz sorprendida de lo que afirmaban y pensando para mis adentros si supiesen que tengo unas ganas salvajes de acostarme con y iniciar a disfrutar. Estela, vos sabés que jamás te oculté nadie y vos a mi menos aún, sentí decir a Raúl Decime una ente, Estela ¿te agradaría anélido coger con en esta catre estando los terceto juntos? Raúl, ahora hemos hecho muchas cosas indecentes en esta vida, somos dos degeneraditos y conoces que me gustará, que me encantaría hacer lo que acabaste de decir
Las cosas que oí en ese instante cambiaron el sentido de mi vida Fue como indican … una vuelta de rosca inopinada. Sin duda no sabían que los estaba escuchando fue tal y como si me hubiesen hecho una proposición que estaba presta a aplaudir de buen grado Debía buscar la forma de hacérselos saber En un instante pensé aguantar la situación y decirles, por la mañana consecutivo, lo que había hecho y todo cuanto pensaba a este respecto, mas lo cierto es que no me daba el coraje para hacerlo y decidí aguardar para poder ver como se iban a desarrollar las circunstancia futuros
Desde aquella anochecer mi aire o bien más bien el modo perfecto de sentirlos cambió Efectivamente no dejé de quererlos y saber que hoy no los miraba como mira una hija a sus progenitores. Miraba a mi padre como hombre y debo reconocer que me agradaba a enojarse y me agradaba porque era asaz apuesto, alto, apenas llegaba a sus hombros, pelo con ciertas canas en sus sienes lo que lo hacía más atractivo no obstante, mas lo que más me atraía era la remembranza de su abundante verga y envidiaba a mi madre por tenerlo a todas y cada una de las noches compartiendo el lecho.
Tras aquella oscuridad volví a espiarlos por el portillo y lo que hicieron aquella recordable anochecer no fue nadie comprobar con lo que los vi hacer luego. Hacían todo cuanto puede hacer una yunta en cama, era penetrada por el carapacho, por el recto y por el hueco en las poses más variadas Me enteré por sus conversaciones que eran swinger, que en las fiestas a que concurrían hacían orgías con matrimonios amigos Vivían en un planeta de lascivia, un planeta al que desde aquel instante deseaba entrar mas no sabía como hacer para conseguirlo. Un día fuimos a el grao, estaba acostaba sobre una toalla de aseo, tomando sol De la misma manera que Estela empleo tanguitas asaz enanas. No sé, mas me volví bastante observadora y tal como ahora no los miraba como progenitores me di cuenta que , sobre todo actualmente no me miraban como una hija y eso en el fondo me agradaba. Empecé a adoptar poses provocativas en forma disimulada La verdad es que ese día en el grao vi como en el short de Raúl su bulto se acrecentaba de una forma escandalosa
Estela se levantó y se dirigió al mar, y acá me la jugué, miré en forma atrevida el bulto de Raúl y después lo miré fijamente a el anverso, sonreí maliciosamente como diciéndole mira que me di cuenta de lo que te pasa y me fui a duchar con Estela Con eso procuré comunicarle a que no era una pequeña ingenua y que sabía que me tenía ganas Debo aclararles que no pensaba en tener novios, por consiguiente estaba ofuscada con la posibilidad de acceder al planeta de impudicia de . Por otro lado los chicos de mi edad o bien aún un tanto mayores no me atraen Me agrada ir a bailes con chicas compañeras, tengo amigos, inclusive con alguien de me he besado y me he dejado toquetear mas no me excitan lo bastante para ir a el lecho.
Prefiero masturbarme sola en mi hamaca viendo vídeos porno o bien haciendo cibersex en chats o bien mirar fotografías porno en Internet Carente tener ninguna experiencia tenía en mi psique solo ideas de sexo duro como en las películas porno, con orgías, lesbianas y hombres con pijas enormes Una anochecer a eso de las 23 hs. estaban vestidos, dispuestos para ir a una de sus “fiestas”, posteriormente me confesaron que eran orgías con otros matrimonios amigos, entidad que sabía ; además estaba preparada mas para ir a uno de mis inocentes bailes
Debo confesarles que soy harto exhibicionista, me agrada calzar en forma provocativa, siendo consciente de mis atributos y ese día estaba con un jean ajustadísimo, sandalias de taco alto y un top que dejaba ver mi pancita Tenuemente maquillada Me miré en un espéculo y modestia aparte, como le oí decir a Raúl aquella anochecer, estaba que rompía las paredes Ni charlar de Estela Estaba rápida para la guerra Un atavío bordó, ajustadísimo, con un escote brutal que mostraba buena porción de sus tetas, blancas, grandes como melones, zapatos de taco alto, de color negro, con medias Qué cuerpazo!!!! Maquillada, una cara bella, ojos verdes, pelo bermejo, largo, suelto, ondulado Una auténtica esplendor. Me senté en un dilatado turca. Habían puesto un CD con armonía bochornoso lenta Estela junto a mí.

Bailando sin parar dijo Raul

Raúl preparó unos vasos de güisqui con hielo y los trajo Puso el plato en una mesa ratona y se sentó en un diván que estaba frente al nuestro ¿Viste qué linda que está Gabriela? afirmó Estela Ahora lo veo, me imagino que los chicos andarán agobiados atrás tuyo contestó Alberto Si, mas no les doy bolilla No me agradan. ¿Y por qué razón no te agradan? Me agradan las personas mayores como Uds respondí aprovechando la ocasión para lanzar una gala evasiva. Mas no vas a casarte con una mujer asaz mayor De momento ni grano en casarme, de acá a que me reciba falta mucho Mas a tu edad prácticamente todas las chicas tienen enamorado! añadió Estela Y tienen relaciones íntimas, no me cerca de la menor duda continuó Alberto
Estela apuró el desarrollo de las coyuntura que hace ya tiempo estaban madurando Decime la aseveración, Gabrielita, Alberto te agrada como hombre? Creo que me puse roja como un tomate Y… efectivamente … es bello, mas es mi papá Vos sabés que no es tu papá y que no soy tu mamá Sabiendo por en donde venía el cuerpo y pese a agradarme, estaba un tanto inquieta. No te pongas inquieta, chiquita, afirmó Estela afectuosamente, mucho, tanto como podríamos apreciar a una hija, mas no lo eres y Alberto agrada mucho de ti como mujer y a mi asimismo me agradas mucho y no como hija
A todo esto Alberto se había sentado en mi lado derecho ¿Querés danzar? Miré a Estela y vi una risita de accesión. Bueno le respondí Empezamos a cabriolar demasiado juntos Me estrechó de el cinto y me abracé a su cuello En seguida sentí su verga dura apoyada en mi barriga, su aliento caluroso en mi cuello y su espinilla mano aferrándome por el cinto. Empezó a darme besos en el cuello
No! joya, y miré a Estela No te amedrentes que Estela no va a decir ausencia. Para mis adentros pensaba: Al fin! Al fin! Volvimos al turca. Quedé de nuevo a través de los dos Mi afición, afirmó Estela, creo que a partir de ahora, si tú quieras, va a iniciar una vida novedad para terna. continuaba mutis. ¿Te agradaría acostarte con ? me preguntó en forma imprevisible. ¿Cómo? me hice la sorprendida ¿Te agradaría tener sexo con ? Tuve deseos de decir que efectivamente, que fuésemos ya para el lecho mas opté por bajar el comienzo. Mi afecto, no tengas vergüenza de decirlo A mi me da la sensación de que tenés ganas de coger con Raúl
Mas es mi papá Mi afecto, no es tu papá ¿Tenés ganas o bien no? No respondí Desprovisto decir nadie, se puso de pie Se arrodilló delante de Raúl y puso una mano en su hendedura. Raúl, dale, vamos a enseñarle alguna cosas. Córrete el cierre obedeció Estela introdujo su mano y extrajo el miembro. El corazón me brincó en el pecho al ver aquella pija tan gruesa, tan larga Estela la tomó por la base, empalizada de las bolas y la sacudió mientras que la miraba con deseo. – Gabriela, estoy segura que jamás habías visto una pija como esta. Deseo que observes atentamente, te voy a enseñar como se chupa una pija Raúl había puesto un brazo en el respaldo tras mi cabeza Estela, que se apreciaba era especialista en mamar me mostraba las cosas que pueden hacer las manos, los labios y el dialecto de una mujer en el tiempo que se plantean hacer disfrutar a un hombre La apariencia de Alberto probaba un placer intensísimo. No podía opinar lo que veía. Que las cosas se hubiesen desarrollado en forma tan veloz. Sabía que en pocos minutos iba a intentar hacer lo mismo que hacía . ¡ Y lo deseaba
Estela tomó mi mano y me afirmó : Agárrala! Y por vez primera entré en contacto con una pija de veras. Me transmitió corazonada de dureza, de grosor, de pesadez, de flexibilidad, de indiferencia. Estaba mojada con el espumarajo de Estela Hacele el relleno! Empecé a hacerlo De este modo … de este modo … suave… suave… despacio que deleite! !! Proseguí chupando Estela Seguilo chupando vos, Gabrielita, a tu papá degradado. Hacelo como hice , afirmó y se levantó para dejarme el sitio. A esa altura tenía una calentura que volaba Sentía mi tanga toda mojada ¡No era para menos!!! Al fin iba a iniciar a coger!! A chupetear y a ser lengüetada. Me puse de rodillas, tomé aquel fragmento de carne y empecé a lengüetearla en su extensión como lo había hecho Estela por completar metiéndome su bálano en el hueco y absorberlo como deseando quitar sus jugos Mientras que me esmeraba en chupetear lo mejor posible aquella pija a la que hallaba poco a poco más exquisita Estela, tras mi, me sacó la cazadora, como no llevaba soutien, quedé desviste de el cinto para arriba dejando a la vista mis tetas que rápidamente empezaron a ser sobadas por Estela En el tiempo que las abandonó el que me las sobaba era Raúl Me dejaba hacer Estaba enloquecida ocupada en chupetear aquel manjar que me había ofrecido Estela me aflojó el cintito que llevaba con mi jean y bajó el cierre del mismo Trató de sacármelo Cooperé levantando las rodillas
Quedé con la tanga, enana, diáfano, de color bermellón, delante un pequeño triangulito y por atrás una cintita que se me metía en medio de los pandero. Sentía la aliento de Estela en el cuello, en los hombros mientras que me afirmaba : ¡ qué cuerpito exquisito que tenés, que culo, mi afición te haremos disfrutar como una puta, te vamos a chupetear toda y en seguida deseo verte coger con Raúl no afirmaba carencia. Proseguía gozando de mi primera felación mas las palabras que sentía me sonaban a gloria y contribuían a calentarme poco a poco más. Raúl, voy informarle a Tatiana que no iremos! Se dirigió al teléfono Raúl se levantó, me hizo acostar a lo largo del turca, se desnudó íntegramente. Su verga proseguía dura y daba botes mientras que procedió a desvestirse. Se arrodilló a través de mis piernas, si era exquisito chupetear aquella pija ni que decir el placer que sentí en el momento que se lengua empezó a hacer toda clase de malabares en mi rajita, en mi culo y en mi clítoris Jamás creí que se pudiese disfrutar tanto Mojó su anular con baba y con mis jugos y lo sentí rozar mi esfínter Empezó a presionar desprovisto dejar de mamarme Ese trabajo me generaba sensaciones fantásticas. Empecé a contonearme y en ese instante la buscona que había en mí comenzó a manifestarse en forma atrevida viendo y disfrutando del porno cómo nunca lo habia hecho jamás!

Si eran degenerados iban a hallar una compañera igual que . AY! papi, me entra la pinzas en la posaderas, metémelo despacio, de esta manera de este modo! qué placer, qué deleite! Mis cadenciosos movimientos eran poco a poco más extensos, buscando su lengua y sus extremo. Te meteré diferente extremo. ¿querés? Evidentemente! Sin duda! deseo! deseo! le respondía mientras que escupía mis senos en forma grosera, como una auténtica putona, sobándomelos, apretando mis pezones con la punta de las pinzas mientras que me contoneaba rítmicamente exento parar de mirar fijamente a los ojos de Raúl
Estela acabó su charla telefónica La vi venir observando como su esplendoroso cuerpo se contoneaba tentadoramente al pasear. Nuestras miradas se cruzaron y en la de y creo que en la mía asimismo había una risita de conchabanza mezclada con lascivia. Por qué razón no vamos al cuarto? Bueno, afirmó Raúl con su cabeza dentro mis muslos Me levanté Estaba íntegramente desviste, lo único que tenía puesto eran las sandalias Mi cuerpo tremía como una hoja al céfiro.
Estela me tomó de una mano y delante de Raúl subimos las escaleras Adivinaba la mirada de Raúl tras nosotras mirando nuestros traseros. Me excitaba enormemente el saber que estaban calientes conmigo y que en cama iba a tener exactamente el mismo sexo impúdico, corrompido que había visto en las películas porno y que me habían transformado carente saberlo en una reverenda putona en cierne. Llegamos al aposento y habiendo descuidado todo género de disimulos, tabúes y también inhibiciones me saqué las sandalias y fui
la primera en acostarme en la mitad de el lecho, boca arriba y con las piernas entreabiertas mirándolos a entrambos con la más evocador de mis sonrisas Raúl se acostó junto a mí con la pija hecha un cachiporra alucinante y vimos como Estela en forma por demás provocativa y carente dejar de mirarnos se sentó en el arcén de el lecho, se sacó la ropa, los zapatos y las medias en forma adrede lenta mostrando sus muslos largos, blancos, suaves, divinamente torneados
Se puso de pie, desabrochó su top y definitivamente la tanguita quedando en una fantástica y completa desnudez Gabriela, actualmente me cofia a mi chupetearte la conchita ¿ sin duda? afirmó Estela Mi réplica fue abrir más mis piernas Se arrodilló en medio de mis muslos Se puso una vincha que había sacado primero de la chiffonier, se inclinó apoyando sus codos en el jergón, le solicitó una almohadón a Raúl y me la puso bajo los trasero. Me tomó de los muslos y aproximó su facciones a mi cajetita que se hallaba hambrienta de lengua, de besos y mis fervientes deseos de que me la chupase. Raúl me sobaba un seno y el ajeno. Súbitamente se arrodilló a mi lado con su verga balanceándose sobre mi cara Refregó su bálano en mis mejillas y en mi boca Mi boca lo procuró golosamente y empecé a mamar aquella exquisita verga . A través de el lengüeteo enloquecedor a que sometía Estela a mi caparazón y a mi culo y aquella verga metida en mi boca empecé a disfrutar de una forma tan intensa como no lo había hecho jamás en mis masturbaciones
Creí que jamás iba a disfrutar tanto como lo hacía actualmente. Con los ojos cerrados sentía una suerte de embriaguez que me transportaba al cielo. En el momento que abría los ojos veía en la lámina mi cuerpo contoneándose buscando el dialecto y aun las pinzas de Estela metidos en mi culo. Para poder gusano en la luna debía rotar mi cabeza cara la diestra, lo que cara que el miembro de Raúl saliese de mi boca y la veía en la luna como la sacudía y refregaba su bálano en mi cara Perdí noción del duración, tuve múltiples clímax encadenados ¿Te agrada mamarla, mi chiquitita! Sin duda papi, ¡ me chifla chupetearla! ¿Me darás la caseína? Le colgante, pensando en aquella crepúsculo en que lo vi hacer lo mismo con Estela Evidentemente, mas aun no Debemos hacer ciertas cosillas antiguamente. Tenés que chupetearle el carapacho a Estela y posteriormente coger, bien cogida
En el tiempo que afirmó esto Estela procedió a acostarse junto a mí mas del revés. Me di cuenta que el próximo juego iba a ser un exquisito 69 con . Nos pusimos de flanco con uno de nuestros muslos levantados. Nos abrazamos mutuamente a nuestros muslos Su conchita estaba enteramente depilada Sus labios genitales eran como los míos, gordezuelos, la entrada de su matriz era pequeña y creí que si soportaba la gran verga de su marido con tan pequeño hueco, mi conchita podía hacer lo mismo Su recto era un pequeño arruga y me parecía imposible que asimismo por allí entrara un cacho tan grande de carne y pensé lo mismo con respecto a mi anito mas sabía que me iba a doler mas tenía conocedor que el placer sobrevendría en seguida y sé que soy era una chavala demasiado aguerrida capaz de hacer cualquiera ente para satisfacer mis deseos de disfrutar. Por otro lado mi recto era preparado con la introducción de sus corazón en , lo que me causaba gran placer y creía que con aquel azote en mis supones el placer debía ser considerablemente mayor.

Sexo y porno oral con la chica

Estuvimos chupándonos un buen momento y conseguimos más de un clímax, me daba cuenta de los de porque su cuerpo se envaraba y sentía su clítoris, grande como un gabriel, apretado a través de mis labios, dilatarse y contraerse rítmicamente en mi boca. Tras uno de nuestros clímax se acostó junto a mí. Ahorita verás lo exquisito que es coger con un buen macho arriba tuyo Dale, Raúl, dale que deseo ver como te la cogés El estaba de rodillas en cama toqueteando su pija La aproximó de nuevo a mi cara Chupámela un tanto más! Deseo ver esa carita bella chupándome la pija!!! Le hice caso, con mi mano la aproximé a mi boca y empecé otra vez con tan exquisita faena. Desde ese día me transformé en una adepta a chupetear pijas y conchas

Es poco que me chifla, abrazarme a unos bonitos muslos de una mujer y hundir mi lengua en una matriz, chupetear sus clítoris y ver como se retuercen de calentura y me informan cosas indecentes

De la misma manera me chifla atestar de baba una buena pija, masturbarla, ver como mi mano se desliza a lo largo, generando ese estruendos tan intrigante de pija mojada con espuma, y después absorberla sintiendo los suspiros de placer de un macho disfrutando, sentir como se aproxima al punto de eyección, abrir el hueco y sentir esa creencia exquisita del leche en mi boca Gozo de una forma absurdo sintiéndome una dama gozadora, bien, mas bien putona

Al escapar su pija de mi boca en el instante en que estaba en plena chupada se generó una suerte de crujido. Bueno mi afecto, vamos a coger! afirmó Raúl Había llegado el instante de coger como una auténtica dama. No sentía ninguna clase miedo. Sabía que iba a disfrutar. Atento me abrí de piernas y Raúl se arrodilló dentro . Lo miraba provocativamente mostrándole mi lengua, mientras que me acariciaba los senos Me sentía una buscona presta a coger con el marido de Estela en exactamente la misma hamaca de . misma aferré su verga gruesa, dura y larga y la aproximé a mis labios genitales que estaban empapados por el espumarajo de Estela y mis jugos El empujó mas su bálano, bermellón y del dimensión de una manzana resbaló y se deslizó cara arriba.

AY, joya , no entra! ¡Es grosísima! Esperá un poco, no te pongas inquieta! no estaba inquieta. Estaba agobiada por sentir como aquel flagelo se sepultaba despaciosamente en mis supones. ¡ Qué fulana me sentía en ese instante!

Tomé de nuevo su verga y la coloqué otra vez a través de mis labios genitales Mas no la solté a efectos de dejarla enfilada y que no resbalara de nuevo. Sentí como su bálano agitado presionaba mi vulva Sentí una mezcla de calvario y placer en el momento que al fin el casco de su pija dilató al límite la entrada de mi matriz dando inauguración a la penetración Miré cara bajo y al verla tan gruesa y tan larga creí que quizás no pudiese entrar toda Mas asimismo creí que si a Estela le entraba toda a mi además me debía entrar

Empecé a desplazar mis caderas asaz pausadamente y fue una goce la efecto de aquella entidad horrible deslizándose pausadamente por mi matriz. Estábamos los dos tan calientes que la pija me entró inclusive el fondo, sentía que me rozaba el matriz, produciéndome sensaciones jamás vividas en mi vida No sentí en ningún instante el destrozo de mi película. Solo después el único rastro fueron unas máculas de sangre en la sábana

En el momento en que me sentí llena con aquel fragmento de carne en mis supones, Raúl se retiró un tanto y ahorita efectivamente con un fuerte empujón me la hizo sentir de nuevo inclusive el fondo ¡Qué goce! ¡qué bello es emputecerse! ¡coger! ¡coger! ¡aaahhh! ¿Te agrada coger con tu papi? exclamó Estela mientras que se masturbaba excitada por la escena que le estábamos brindando por fin tenia sexo y porno en una semana ¡¡ Sin duda, me agrada! !! me agrada! ¡ Me chifla coger! ¡Es divino!! Sos mi niña fulana? preguntó Raúl Evidentemente papi, soy tu nenita buscona! ¡Cogeme bien cogida! ¡ Deseo ser cortesana como Estela! Lo que joya pareció excitarlo

Empezó a entregar empujones violentos que me hicieron gozar de una forma igual que pensaba que me iba a desmayar de placer Repentinamente me di cuenta que mi clímax se aproximaba, deseé retardarlo para proseguir sintiendo mi andorga removido en sus supones y el roce exquisito de su verga en mi matriz, mas no lo pude eludir si ve tanta pornografia. Una suerte de corriente eléctrica me subió por la espina espaldar, mis músculos genitales se agarrotaron, lo mismo que mis piernas, mi esfínter se contrajo, sentí como las paredes de mi matriz apretaban su pija Estoy terminando! chillé. ¡Me viene¡Aaaahhh!¡ Uy … qué deliiiiicia!

El porno mola, dijo el padre

prosiguió reventándome con su verga mientras que disfrutaba mi primer convulsión ensartada por un hombre Cuándo se dio cuenta que estaba desmoronada aproximó su pija a mi aspecto. Estela se abalanzó sobre mi como una fiera hambrienta sobre su presa y empezó a pasarme el sinhueso por mis zonas genitales y empecé a mamar aquella verga empapada por mis jugos vaginales Qué placer alojarse de esa forma! Con una mujer hambrienta chupándome el carapacho y mamando una pija tan sabrosa! Estaba tan caliente que un nuevo clímax no retardó. Este se generó en el instante justo en que del bálano de Raúl empezaron a salir chorros de leche, espesos, tibios Al abrir el orificio cierto chorros me cayeron adentro y fueron tragados, en ese instante otros chorros pegaron en mis mejillas, en mis labios, en mi mentón me retorcía de placer!

Estela ocupó el sitio de Raúl, se echó encima mío y nos empezamos a entregar besos de lengua Lamió mi cara que estaba llena de leche y las dos lo saboreábamos Jamás había disfrutado tanto en mi vida, creí que jamás iba a disfrutar tanto como disfruté esa oscuridad. Raúl me cogió cuatro veces en toda la crepúsculo y con Estela efectuamos largos y exquisitos 69 que servían a fin de que Raúl se excitase y con la pija en ristre procediese a cogerme otra vez Mas el duración me probó que esa oscuridad fue solo la causa de una novedad vida llena de placeres aún más intensos aun.

Ahora más apacibles iniciamos a conversar mientras que tomábamos unos whiskies y fumábamos Me confesaron que eran demasiado candentes, que eran swinger, que conocían determinado matrimonios que eran igual que y que se intercambiaban las ataduras y que algunas veces sus maridos las compartían con otros machos más para calentarse viéndolas coger con otros hombres, hecho que admitían de buen grado

Me preguntaron si deseaba que me llevaran a una de sus orgías a lo que les respondí que me encantaría Se pusieron contentísimos al percatarse que me encantaba coger, mas me afirmaron que iban a aguardar cierto días Les pregunté por qué razón y me respondieron que no estaba completamente preparada, que trío debíamos hacer varias cosas más en cama para transformarme en una auténtica puta, bien viciosa, para no desentonar con sus amigos Estás preparada? me preguntó Estela Seguro que efectivamente, me encantó coger con Uds, chupetearlos a los dos, que me chuparan toda y coger con Raúl

Me imagino que actualmente viste ciertas películas porno? Si, vi varias. Te animarías a hacer todo cuanto ve en esas películas? Coger con más de un hombre al unísono y que te la metan por la nalgas y por la conchita al tiempo, y tragarte la caseína de múltiples tipos, uno tras el diferente? Sin duda! De solo pensarlo me comienzo a calentar! Nos encantaría a los dos verte en plena acción ¿Cuándo me llevan? Actualmente es miércoles

El sábado a la noche vamos a toparnos con un matrimonio, le afirmamos que lleven alguno amigo más, tenemos cerca de terceto días para finalizar de ponerte en condiciones Mas ahorita vamos a dormir y porvenir la proseguimos. Me iba a levantar para ir a mi aposento, mas Estela me detuvo No, mi adoración no te vayas, nuestra litera es demasiado grande, desde este momento vamos a dormir los trío juntos ¿te complace la idea? No les respondí tomé una sábana, me tapé, apagaron la luz de la veladora y más que a dormir, me dispuse a meditar.

Me dormí pensando en las escenas de las películas porno y me veía en como la actriz y estuve conforme con Estela en que lo de esa anochecer había sido una primera lección práctica de sexo, mas que sobrevendrían muchas noches de impudicia, de sexo duro como el que constantemente me atrajo

La última imagen que alusión de esa crepúsculo fue el madero de Raúl balanceándose en frente de mi cara.